Mi Otro Blog

diciembre 12, 2008

No me importa que usted sea mayor que yo….

mayor-k-yoAunque el titulo del post suena un poco  al Reggeton, no es sobre la canción que te voy contar, sino de una historia muy hermosa que me pasó hace unos años.

Recuerdo una vez cuando estaba en tercero de bachillerato, tenía un buen amigo con el cual compartía mucho, este era una persona de buenas costumbres, buen amigo, buen pana, buen socio, buen compañero, en fin una persona en la cual se podía confiar.

Éramos tan panas que el iba a mi casa y se pasaba un fin de semana y yo iba a la del y también hacia lo mismo.

El vivía con su madre, su padre y un hermano menor que el, y cada vez que iba a su casa la pasábamos de todo dar.

Después de un tiempo yo conociendo su familia, su padre me trataba con a un hijo y su madre me tenía un muy especial cariño, ella era muy atenta conmigo y siempre estaba pendiente de que yo estuviera bien en su casa.

Al cabo de unos meses su madre y su padre tuvieron una discusión muy acalorada en la cual la madre de mi amigo estallo en llanto y salio corriendo de la casa, yo un poco apenado por la situación me sentí muy mal y tenia el deseo de irme, pero el pana mío me había pedido que me quedara en la casa, que el y su hermano iban a buscar a su mama en la casa de una tía que vivía en la Zona Oriental. A mi no me quedo mas remedio que ser solidario con mi amigo y me quede.

Pasaron un par de hora y nadie llegaba, yo que tenia ya bastante rato solo decidí bañarme en lo que ellos llegaran. Al minuto de estar en el baño escuche la puerta de la casa abrirse y cerrarse, pero pensé que era mi pana que había llegado con su mama.

En los minutos siguientes escucho abrirse la puerta del baño en el cual estaba, no me dio tiempo a decir que había alguien adentro y cuando mire me di cuenta que era la madre de mi amigo que todavía estaba en llanto llena de dolor, cuando entra me cubro detrás de las cortinas del baño y le pregunto como estaba, ella se sorprende y me pide disculpa por que había entrado si tocar la puerta, yo le dije que no había problema, ella me dijo que se siente muy mal por que había descubierto que su marido le había sido infiel con una joven de la edad mía, yo le dije que me sentía mal por lo sucedido y que contara conmigo para lo que sea.

Aparentemente no se si dije algo fuera de lo normal, pero mis palabras nunca fueron mal intencionadas, pero después que dije esa ultima frase ella cambio su semblante y comenzó a desvestirse delante de mi, le puso seguro al baño y se acerco a la bañera y me pidió que la hiciera suya…

Wow!!!, yo quede totalmente estupefacto cuando la madre de unos de mi mejores amigo me pidió que le hiciera el amor, por dios!!! que estaba pasándome a mi?, yo que estaba en esa casa por pura coincidencia ese día, ya me estaba involucrando en algo mas allá que no se si podía lidiar.   

 La madre de unos de mi mejor amigo estaba en el baño conmigo, se desnuda ante mí, pidiéndome que la haga suya,  yo desnudo empapado de agua, no tenia ni la menor idea de que le haría.

 Esa señora era toda una dama, una mujer muy hermosa, con curvas pronunciadas y cabello negro como la noche, mujer de la cual cualquier hombre soñaría por estar con ella por lo menos una sola noche.

 Yo tímido como todo adolescente en una situación similar, le explique que no podía hacerle eso a mi amigo, ella me dijo que no era a su mi amigo que era a ella, y volvió a llorar, yo al ver esa dama tan hermosa desnuda y llorando por lo que le hicieron no tuve otro remedio que salir de mi escondite improvisado y así mojado abrasarla. Así es con eso  había roto la primera barrera al miedo.

 Ella se poso en mi pecho, yo sentía como mi miembro viril masculino se enervaba y salía fuera de mi control, ella sintió como mi pene rozaba parte de su cuerpo y cambio su llanto por seducción, era como si otra persona estuviera dentro de la madre de mi amigo. Yo me quede tranquilo y ella empezó a besarme, yo correspondí sus besos y nos envolvimos en un ambiente muy caluroso, de repente siento como se desliza por mi pecho y toma por asalto mi miembro viril masculino y lo introdujo en su boca, yo cual disciplinado militar me quede quieto parado en atención tratando de no entorpecer el momento. Luego de un buen rato de succión de parte de ella, yo no aguante más y la tome en mis brazos y comencé besar su cuello el cual me llevo a sus suaves y redondeados senos, los cuales eran un para mi como un panal de miel de abeja.  

 Después de un rato de calentamiento de la cintura hacia arriba, ella con sus propias manos trataba de llevarme a su parte inferior tocando mi cabeza y tratando de bajarla, yo como un buen soldado cumplí su orden, y fui bajando lentamente por su abdomen hasta su monte de Venus, cuando llegué allí, para mi fue el paraíso, cara caricia de mis labios en su clítoris era un experiencia sensacional para ella, yo como todo hombre que se preocupa por el placer compartido esa satisfacción de ella me excitaba mas.

 Nos envolvimos en una lujuria incontrolable de placer, era algo incontrolable las ganas que nos teníamos el uno al otro, ella quizás por desquite, yo por la química que se estaba desprendiendo de ese coito. Ella como mujer de mayor experiencia que yo dominaba el escenario, yo por mi parte me sentía dócilmente dominado de esa mujer. 

 Después de un buen rato de calentamiento, besos, roce, sexo oral, lujuria, sentimos como la cerradura del baño se trata de abrir y callamos, escucho a mi amigo que me pregunta que si yo era el que estaba ahí y que si su madre había llamado por que no la había encontrado donde su tía. 

 Nos confundimos un poco, pero yo para no dañar el momento tan hermoso, le dije que no había llamado y que no sabia nada sobre su madre, ella me miro y comenzó a besarme nueva vez como dándome las gracias por no haber buscado un salida rápida y salomónica. Yo como había dicho que ella no estaba ahí la lleve a la  ducha  la abrí y la coloque despaldas a mi y comencé a penetrarla debajo de toda esa agua que salía de la regadera, era algo mágico, mientras mas veía su cuerpo, su cintura dominada por mis manos y su trasero, me volvía un bestia incontrolada.

 Sus gemidos eran una música celestial para mis oídos, no podía creer que la madre de un buen amigo mío estaba entre mis brazos, luego de un rato la pegue contra la pared mojada del baño subí sus manos con las mías comencé a penetrarla nueva vez, después de varias posiciones iba a sacar mi pene la eyacular y ella me pidió que terminara dentro de ella, y así fue derrame dentro de ella toda la sabia masculina. Ella serró sus ojos, queriéndose olvidar por un momento de la tragedia que le acaba de suceder y de disfrutar el momento.

 Después de mas de una hora el amigo me toco la puerta para saber si yo estaba bien, yo lo dije que si y que al rato salía, luego tratar de secarme y esconder a su madre en su propio baño, le dije al pana que saliéramos nueva vez a buscarla que yo sabia que ella estaba bien y que iba a regresar. Y así lo hicimos.

 Recuerdo como hoy ese momento, recuerdo como tuve una mujer que me duplicaba mi edad, recuerdo como esa señora se sentían antes de tomarla en mis brazos y como luego cambio.

 Mi amigo nunca supo (hasta hoy) sobre el encuentro cercano que tuvimos su madre y yo, su padre creo que tampoco lo supo, confieso que su madre y yo salimos en múltiplex ocasiones, ya no como amigo de la casa si no como su amante.

 Pienso que fue una bella experiencia, no creo que vuelva a repetirla, nunca pensé hacerlo, solo me deje llevar por los impulso de una mujer destrozada por la infidelidad, aunque estoy conciente que fui parte del problema y no de la solución

Anuncios

septiembre 25, 2008

Con Mi Mejor Amiga…

Filed under: Desde mi Corazòn — caraballo @ 10:10 pm
Tags: , , , , , , , , , ,

 

Recuerdo cuando estaba en el Bachillerato (La Prepa.) tenia muchas amistades, yo me llevaba bien con ellos y ellos conmigo.  Y como pasábamos varios años juntos era una amistad a todo dar.

 

Soy un poco  cuidadoso cuando selecciono a mis amigos, siempre digo que tengo muchos conocidos pero pocos amigos, puedo tener compañeros de clases, de trabajos, de bebida, de hacer coros, puedo tener panas full, pero tengo muy pocos amigos a quien confiarles mis cosas.

 

Tan bien recuerdo que dentro de los pocos que amigos tenían en la secundaria, existía Mi Muy Mejor Amiga, era una chica muy bella e inteligente pero siempre la trate como una buena amiga. Ella conocía todas mis averías, mis mujeres, mis vagamunderías, mis altas, mis bajas, en fin conocía todo de mí.  (Al igual yo con ella).

 

En el último año de la secundaria (después de pasar más de 4 años conociéndola) uno siempre se pone melancólico con la despedida, con el adiós al bachillerato y darle la bienvenida a una nueva vida, la de “universitario”  algo nuevo y diferente, en el Liceo donde estudie (En el Estados Unidos de América) ahí era todo un Rey, pero en la UNI, yo tan solo era uno mas.

 

Como es de costumbre todos los 4to de Bachiller siempre hacen sus acostumbradas fiestas para recaudar fondos para la graduación, y nosotros éramos unos fuertes haciendo fiestas y party.

 

Yo cuando salía siempre pasaba a busca a Mi Muy Mejor Amiga, (como dé costumbre) sus padres eran pana full míos,  ellos me tenían mucha confianza y yo era el único hombre que podía entrar y salir a esa casa.

 

La vida pasaba y yo y ella seguíamos siendo pana full, ella siempre me aconsejaba sobre una relación sentimental que tenia y que entendía que no me convenía,  yo por mi parte siempre le cuidaba de los buitres que anda atrás de las chicas como ella.

 

Ella era una persona totalmente dulce, de sus labios nunca escuche una palabra  descompuesta, de su físico les puedo confesar que era una modelo de mujer y que cualquier hombre que la conquistase se llevaría una joya.

 

Pasaron los meses y llego el día de la investidura y lo bueno de eso era que había un autobús esperándonos para dirigirnos a un hotel de la parte este del país, (3 días y 2 noches) para nosotros todos los graduados (claro no todos pudieron ir).

 

Esos tres días fueron de maravilla, yo estaba tomando como un demente y todos nos divertíamos de lo lindo, al caer la noche yo estaba ligao con una muchacha de otro curso y mi amiga estaba muy entretenida con un pana mio.

 

Esa misma noche todos nos fuimos para la playa a seguir tomando y probablemente podría salirnos lo que desde hace horas estábamos ligando. Amor, Bebida, mujeres que mas podía pedir.

 

De repente las cosas se entraron en calor y la chica con quien de hace horas compartía cedió ante el encanto de mis palabras, la luna y el mar, por otro lado mi amiga también cedía a las propuestas del pana mio.

 

Fue en ese instante cuando me descontrole, no podía ver como el pana mió besaba a la amiga que tanto quería, en ese momento  no se si fue por celos entre amigos y por que sentía algo especial por ella, pero mientras el la besaba mi ira se iba incrementado, trate de controlarlo pero no podía, ya la chica que estaba en mis brazos notaba la diferencia, que ya no era el mismo con el que ella compartía hace unos minutos, me pare y le dije con voz muy fuerte e incomoda “fulana ven que tengo que hablar contigo”, en eso momento no pensé ni en la amiga, ni en la chica y mucho menos en el pana mio.

 

Ella me pregunto con voz muy baja y pausada: que te pasa, yo le volví a responder: tengo que hablar contigo, ella se paro, le dijo al pana mio vuelvo ahora y comenzamos hablar a la orilla de la playa, yo le decía que no podía hacer eso y ella me respondía por que no, yo no tenia palabras para contestarle y callé.

 

Caminamos varios minutos a la orilla de la playa sin decir media palabra, ella me dijo que te pasa chikillo, no te moleste conmigo, solo trato de divertirme un poco al igual que tu, y sin decir mas nada nos detuvimos, yo la mire y ella me miraba, ella me abrazo y yo seguí callado, no entendía como no podía expresar todo lo que sentía en ese momento, Yo que siempre he sido una persona tan elocuente con las palabras, no encontraba que decir.

 

En eso momento baje la cabeza, ella me puso la mano en la barbilla y levantándome la cabeza dijo “Te Quiero” fue eso lo que derramo la taza, la tome entre mis brazos y la bese, no podía contenerme, solo respondía a un impulso mayor que la razón, la tocaba, la abrazaba, la acariciaba y no dejaba de besarla.

 

No podía creer lo que estaba haciendo, ella asustada trataba de despegarse de mí, pero como la emoción era tan fuerte, tuvo que ceder antes tanta pasión desmedida, casi no podíamos respirar, éramos dos locos en pleno apogeo y gorgoreó.

 

No sabia de mi, ella como era mi muy mejor amiga, conocía todo lo que me hacia sentirme bien, nos deslizábamos por la arena húmeda, llegamos al suelo y comencé a despojarla de toda su ropa, ella seguía todos mis paso como si fuese un mapa en el cual ella tenia la ruta por donde llegar.

 

Te cuento que hicimos el amor durante horas, nos sentíamos como dos peces en el agua, jugando con las olas del mar. Mas tarde subimos a mi habitación, en ella se encontraban dos pana con los que compartía la misma, yo los levante por ya habíamos llegado a un acuerdo previo, que el que llegara  a conquistar a una chica los demás salían de la habitación. (Y así mismo fue).

 

Seguimos compartiendo amor, mi muy mejor amiga y yo, fue algo que en realidad estaba fuera de lo común. Al otro día nos despertamos cansados y agotados, agotados después de esa estampida de amor. Era un poco tarde, los panas estaba afuera locos por entrar, mientras que yo me sentía en las nubes.

 

La chica y el pana estaba incómodos con nosotros, pero total, que nos importa habiamos llegamos al orgasmos más delicioso y rico que habíamos tenido en ese momento.

 

Ese fin de semana para nosotros fue como una especie de luna de miel, ya los que habían hablado tanto sobre nosotros se conformaron con vernos unidos y felices, no podía creer que me había enamorado de mi muy mejor amiga. 

 

Duramos varios meses saliendo, fue algo muy bello durante un tiempo, pero nos dimos cuenta que habíamos cometido un error,  error por que nos conocíamos demasiado bien, error por que no nos creíamos uno al otro, error por que cambien una amiga de muchos años por una amante de pocos meses.

 

Tratamos de intentar ser amigos de nuevo pero no resulto, tratamos incluso de comenzar de nuevo pero no funciono;

 

Hoy confieso, y es la primera vez que lo digo, pero me lamento haber perdido a mi amiga, ella ahora vive en los Estados Unidos de América, yo sigo en mi tierra querida,  a veces me pregunto como hubiese sido si nunca nos hubiésemos enamorados…. 

Blog de WordPress.com.